10 productos y alimentos que no son veganos

(aunque pienses que sí lo son)


POR ELISA BLANCO BARBA

 

Existen productos y alimentos que pensamos por defecto que son veganos, es decir 100% vegetales, pero no siempre lo son. Son confusiones frecuentes que se producen porque a simple vista nos cuesta ver qué podrían contener de origen animal. Así que te recomiendo que sigas leyendo porque este artículo te va a mostrar cosas cotidianas que debes tener en cuenta.

Las certificaciones veganas ayudan mucho como también leer la palabra "vegano" sin más, pero no siempre están cuando lo necesitamos. Así que, en el caso de los alimentos, un buen recurso para guiarse es la declaración de alérgenos y en el caso de suplementación, cosmética e higiene, todo se complica por la dificultad de desenmascarar su composición debido a la terminología usada.

En la Unión Europea deben declararse catorce alérgenos cuando aparecen entre los ingredientes de un determinado producto. Son los siguientes: altramuces, apio, cacahuetes, cereales que contienen gluten, crustáceos, frutos de cáscara, granos de sésamo, huevos, leche, moluscos, mostaza, pescado, soja, sulfitos/dióxido de azufre. Esto nos facilita descubrir algunos alimentos de origen animal como lácteos, huevos, moluscos, crustáceos o pescado. Cuando aparece un listado de ingredientes se muestran en mayúscula, negrita o subrayados, de manera que resaltan sobre el resto y cuando no hay un listado, por ejemplo en la carta de un restaurante, se debe mencionar cuáles de estos alérgenos están presentes en cada uno de los platos.

Cereales veganos

Cereales y alimentos vegetales enriquecidos

Entre los alimentos más cotidianos, los cereales pueden contener lácteos y miel y pueden estar enriquecidos con vitaminas de origen animal como la D3 o con omega 3. Esto también ocurre con leches y yogures vegetales. Si bien es cierto que la tendencia al alza, especialmente en lo que se refiere a la vitamina D, es añadirla de origen vegetal en los productos anteriormente citados.

Suplementos que no siempre son vegetales

En este punto me detengo en la vitamina B12, en la vitamina D3 y en el omega 3. En cuanto a la B12 es una vitamina de origen bacteriano, no obstante, lee su composición porque en ocasiones los comprimidos pueden llevar lactosa. En el caso de la vitamina D3, hay que saber que existen alternativas de origen vegetal -como la de Veggunn -, y no “resignarse” a tomar vitamina D2, de origen vegetal. La vitamina D3 es más potente que la D2. En lo que se refiere al omega 3, lo habitual es que sea aceite de pescado, pero existen opciones vegetales obtenidas a partir de algas. Además si los suplementos van encapsulados, es necesario comprobar que la cápsula no está elaborada de gelatina.

Lo que hay detrás de las chuches y gominolas

Muchas gominolas tienen en su composición gelatina que procede de cartílagos, huesos y de otros tejidos de origen animal. También se utiliza el colorante E-120 o colorante cochinilla que se consigue aplastando a las hembras de este insecto. Sin embargo, cada vez existen una mayor variedad de chuches 100% vegetales que se elaboran con agar agar, con algas o pectinas. En Ya Me Planto puedes encontrar gominolas libres de productos de origen animal y ecológicas.

Cerveza vegana

Bebidas alcohólicas que no son siempre veganas

El vino y la cerveza no son siempre veganos porque en su proceso de clarificación se pueden utilizar sustancias de origen animal que no se consideran ingredientes y por lo tanto, no aparecen como alérgenos. Entre los más habituales: cola de pescado, gelatinas de origen animal, clara de huevo o caseína (proteína láctea). También se pueden usar clarificantes de origen vegetal o mineral o bien no ser clarificados por lo que sí serían aptos para personas veganas. Algo similar ocurre con la sidra, mientras que algunos licores pueden contener lácteos o huevo en su composición. Si ves una bebida con un color rojo intenso, debes saber que algunas adquieren esta fuerte tonalidad a través del aditivo E-120.

¿Qué pasa con la cosmética y preservativos?

Si pensamos en maquillaje y productos de cosmética, la certificación vegana es fundamental porque es más difícil detectar qué sustancias son de origen animal que en el caso de los alimentos. ¡Cuidado! porque si lees cruelty-free, eso no quiere decir que el producto sea 100% vegetal. Sustancias como la lanolina, grasa producida por las glándulas sebáceas de mamíferos como las ovejas, está muy presente en una amplia gama de productos como vaselinas, bálsamos o hidratantes. Si quieres echar un vistazo a artículos para cuerpo, cara y cabello sin sufrimiento animal, aquí tienes un buen surtido.

Cosmética vegana
En cuanto a los preservativos, muchos contienen caseína (proteína de la leche) que se añade al látex para que sea más blando. Existen condones sin látex, elaborados con poliisopreno o poliuretano, es decir que no llevan caseína, pero habría que cerciorarse de que son cruelty-free.

En conclusión, a veces leer etiquetas es imprescindible y en ocasiones, debemos preguntar a las marcas si sus productos son veganos o no. Aunque las certificaciones veganas ofrecen mucha tranquilidad, no siempre se encuentran cuando se necesitan, por lo que, al final la solución es apostar por comprar en tiendas o marketplaces veganos.


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados



¡Gracias por suscribirte!
AU_EXAMPLE
Usa este código para tu próxima compra
POWERED BY
5% OFF
Suscríbete para obtener un código de descuento.
POWERED BY
Obtén 5% OFF