Moda vegana y sostenible, así es el futuro ético de la industria textil


La moda vegana es el futuro ético de una industria que cuenta en su haber con grandes índices de pobreza y de esclavitud. Más allá de lo que se ve en las principales tiendas low cost hay un horizonte del que muchas marcas se desvinculan por completo. 

La ropa y los complementos no tienen por qué ser perjudiciales en un mundo globalizado, sino todo lo contrario: tienen que respetar al medio ambiente y los trabajadores. Esto es posible si cambiamos nuestros hábitos de consumo.

En esta búsqueda de opciones éticas y sostenibles, la moda vegana está revolucionando el sector de la moda.

Fast fashion y sus consecuencias

La moda avanza tan rápidamente que se habla de fast fashion, un producto de consumo ideado para durar una sola temporada. Son prendas que se fabrican en serie para unos consumidores que esperan pagar poco por vestir a la última.

Prendas de mala calidad que acaban siendo residuos en tiempo récord. Si además de estos desechos que cubren el planeta tenemos en cuenta la forma en la que se producen, tendremos más claras las consecuencias de un acto tan común como entrar en una tienda y comprar.

Esa prenda low cost o de marca que luce tan bien sobre ese maniquí ha sido producida por trabajadores que son esclavos modernos de la industria de la moda. Jornadas de más de 10 horas todos los días de la semana por un salario que no llega ni a los 50 euros al mes. Las consecuencias de esta compra fast fashion retroalimentan este tipo de problemática al que el mundo se enfrenta. Los residuos de una ropa de mala calidad y la mano de obra esclava que hay detrás de las grandes marcas.

Hay varias maneras de enfrentarnos a este tipo de industria, como apostar por la moda circular comprando prendas de segunda mano o, aún mejor, apostando por la llamada slow fashion, apostando por la moda vegana y ética de fabricación nacional.

El cambio ético: Slow Fashion

Lo contrario de la fast fashion es la slow fashion. Un concepto radicalmente distinto que ofrece una nueva manera de pensar la moda basada en su durabilidad y calidad ética. De esta industria nos beneficiamos todos, tanto los fabricantes locales, que usan productos de primera calidad y son respetuosos con el medio ambiente, como el comprador, que recibe una prenda certificada.

Algunas marcas de slow fashion se dedican a reciclar prendas usadas, por lo que esos materiales que en muchas ocasiones se convierten en residuos que amenazan al planeta serán reutilizados por manos artesanas para darles una segunda vida.

Los materiales sostenibles son la base de la slow fashion. En la composición de las prendas que compramos hay una serie de materiales que debemos mirar con lupa. La certificación de este tipo de prendas es esencial para descubrir que están hechas de materiales que realmente no tienen origen animal y proceden de una gestión responsable y ecológica de la materia prima.

Nuestras propuestas comerciales de slow fashion

yameplanto.com ofrece un amplio catálogo de prendas slow fashion con todas las garantías de calidad y certificaciones veganas y éticas. Aquí puedes encontrar todo lo que necesites para hacer deporte o vivir un día a día cómodo y respetuoso con la naturaleza.

Si te gusta practicar yoga, en yameplanto.com te espera toda una selección de prendas biodegradables veganas de la marca NOY. Hechas por manos artesanas, son prendas que te durarán años y años en perfectas condiciones, con la certeza además de que, una vez desechadas, generarán cero residuos.

Calcetines de algodón orgánico

Uno de los materiales más utilizados en la industria más ética de moda vegana es el algodón orgánico, reciclado en un porcentaje variable. En yameplanto.com puedes elegir entre muchos calcetines ecológicos de algodón orgánico con diseños originales y divertidos. Un producto certificado y que ofrece todas las garantías posibles, y que además es sostenible en su propio packing, realizado con materiales reciclados.

Más allá de la ropa, los complementos veganos y accesorios ecológicos que vamos incorporando al catálogo de yameplanto.com también están producidos de forma ética. Estos productos, además, pueden convertirse en una declaración de intenciones, como es el caso de la bolsa reciclada PLÁNTATE, diseñada en exclusiva por art_insoup y que cuenta con las certificaciones GRS (Global Recycled Standard) y VEGAN (entregada por la Vegan Expertise Europe). Está hecha al 100% con materiales reciclados y es una de las mejores opciones si queremos lucir un bolso práctico que respete la esencia del slow fashion.

Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados