Cosmética vegana y cruelty free, dos conceptos no siempre unidos


POR ELISA BLANCO BARBA

 

Cosmética vegana y cruelty free no son sinónimos. Sin embargo, en algunos casos, los consumidores piensan que si un producto es vegano, eso significa que no ha sido testado en animales. ¿Qué hay de cierto en eso?

Comenzando por el principio: vegano significa que no contiene ningún ingrediente de origen animal, pero no implica que no haya sido testado en animales, mientras que cruelty free indica que no ha sido testado, aunque no apunta a que la composición sea necesariamente 100% vegetal. 

Cosmética vegana

 

Lo que puede sonar como un trabalenguas cada vez es más sencillo de detectar. Las grandes marcas de cosmética están lanzando campañas de publicidad multimillonarias para publicitar sus productos veganos y comunicando el “sin crueldad” hasta la saciedad. Además existen certificaciones para cosmética vegana y cruelty free y lo que es más importante, los cosméticos que se venden en la Unión Europea no deberían haber sido testados en animales, como norma general, algo que comenzó a ser legislado en 2004. 

Un rayo de esperanza lo conforman las marcas más pequeñas que se cuidan no solo de cumplir estos dos parámetros, vegano y cruelty free, sino que añaden a la ecuación su compromiso con el medio ambiente, con la apuesta por la cosmética sólida o los envases compostables o reciclados, los ingredientes ecológicos, que invierten en proyectos de conservación de ecosistemas… y la justicia social, ofreciendo condiciones de trabajo justas y apostando por la producción local o de cercanía. Algunas de estas marcas y productos los tienes en Ya Me Planto. 

Certificaciones que indican que un producto es vegano y libre de crueldad

En la vorágine del día a día, las certificaciones son una manera de asegurarnos que lo que compramos es vegano y cruelty free. Facilitan la vida enormemente porque si el etiquetado de algunos alimentos procesados es difícil de seguir por cuestiones como los aditivos, el de los productos de cosmética es muy complicado porque, en ocasiones, una misma sustancia puede ser de origen animal o vegetal y también por algunas nomenclaturas propias, que son legales en este sector y que son un camino sin salida para un cliente estándar. 

Me ha pasado que al no ver ninguna certificación o indicación clara, me he rendido porque el listado de ingredientes era tan extenso que no fui capaz de detectar si contenía alguna sustancia de origen animal o no. En este aspecto, me han ayudado mucho los foros temáticos en redes sociales como Facebook y en casos "imposibles", preguntar a la marca en cuestión. Por eso, las certificaciones son una herramienta esencial porque ahorran tiempo, son fiables y realizan una función informativa vital. 

Existen distintas organizaciones que certifican que un producto es vegano como la European Vegetarian Union (EVU), en España lo gestiona la Unión Vegetariana Española (UVE); PETA o la Vegan Society. Al igual que otras expiden certificaciones cruelty free con el reconocible logo del conejo blanco: PETA, Cruelty-Free International, Leaping Bunny o CCF Rabbit. En el caso de las primeras certifican que los productos son 100 % vegetales sin ningún tipo de ingrediente de origen animal y las segundas tienen en cuenta varias factores: que no prueben sus ingredientes en animales, que no prueben el producto final en animales, que sus proveedores de materias primas no testen en animales, que no comisionen a terceros para que prueben en animales y que no vendan el producto en tiendas de China.  

¿Qué pasa en Europa con la experimentación animal?

Está claro que el conejito blanco o un mensaje que diga no testado en animales o cruelty free nos da muchísima tranquilidad porque tener en cuenta los aspectos anteriores es inabarcable, pero, ¿qué pasa en Europa con la experimentación animal en productos cosméticos? 

Resumiendo, desde 2013 en la Unión Europea está prohibido testar ingredientes y productos cosméticos en animales. La eliminación fue progresiva: en 2004, se prohibió la experimentación con animales para los productos cosméticos y en 2009, para los ingredientes de los cosméticos. Finalmente en 2013 se prohibieron algunas excepciones que aún estaban permitidas. Pero no todas. 

Como consecuencia, cuando vemos en España productos cosméticos que indican "No testados en animales", cruelty free o que llevan algún tipo de certificación, esta no "debería" ser necesaria porque tendrían que estar libres de crueldad como país miembro de la Unión Europea. Así opinan algunas personas dentro del sector cosmético con las que he conversado, no creen que sea ético venderse como cruelty free como un esfuerzo individual de una marca concreta cuando todas están obligados por ley. 

Sin embargo, siguen existiendo unos cuantos supuestos que permiten seguir testando en animales en Europa y la legislación no obliga a la empresa que lo hace a especificarlo en el producto. Si menciono la palabra Vivotecnia, ya os hacéis una idea. Así que ante este panorama, como consumidora prefiero que me informen de alguna manera de que el producto es cruelty free. 

Con el fin de conseguir una Europa libre de ensayos con animales se ha puesto en marcha una Iniciativa Ciudadana Europea (Cosmética sin crueldad) que tiene objetivo llegar al 1.000.000 de apoyos el 31 de agosto de 2022. Si aún no has firmado, puedes hacerlo aquí 

Australia, Colombia, Corea del Sur, Guatemala, India, Islandia, Israel, México, Noruega, Nueva Zelanda, Reino Unido, Serbia, Suiza, Taiwán y Turquía están en sintonía con la Unión Europea, sin embargo, en el 80% de los países del mundo se permite la experimentación con animales para cosmética

Y entonces, ¿qué hago para elegir mis productos de cosmética? Te doy tres consejos sencillos: 

  1. Opta por comprar en negocios veganos como Ya Me Planto que te garantizan total seguridad en este tema. En Ya Me Planto tienes cosmética para cara, cuerpo y cabello y en verano, no faltan buenos protectores solares.
  2. Apuesta por marcas éticas que comuniquen claramente que sus productos son veganos y que respetan/no testan en animales. Lo pueden hacer con certificaciones, es un plus, o con simples textos en los que lo garantizan.
  3. Si tienes interés por un producto o una marca en particular, pásate por su web y mira sus preguntas frecuentes y si no encuentras una respuesta, pregunta directamente.

Leave a comment


Please note, comments must be approved before they are published



¡Gracias por suscribirte!
AU_EXAMPLE
Usa este código para tu próxima compra
POWERED BY
5% OFF
Suscríbete para obtener un código de descuento.
POWERED BY
Obtén 5% OFF